Cirugía de mínima incisión

¿Qué es la Cirugía de Mínima Incisión del Pie?

La cirugía de mínima incisión del pie es una técnica avanzada que permite tratar diversas afecciones del pie mediante pequeñas incisiones, generalmente de menos de 5 mm. Esta técnica, también conocida como cirugía mínimamente invasiva (CMI) o cirugía percutánea, proporciona múltiples beneficios en comparación con la cirugía tradicional.

Beneficios de la Cirugía Mínimamente Invasiva del Pie

La cirugía de mínima incisión reduce significativamente el dolor después de la operación, facilitando una recuperación más cómoda.

 Los pacientes pueden volver a sus actividades cotidianas más rápidamente que con la cirugía tradicional.

Las pequeñas incisiones resultan en cicatrices mínimas, mejorando el resultado estético del procedimiento.

La técnica minimiza el riesgo de infecciones y otras complicaciones postoperatorias debido a la naturaleza menos invasiva del procedimiento.

Procedimientos Comunes en la Cirugía de Mínima Incisión

  • Corrección de Juanetes (Hallux Valgus): Realineación de huesos y tejidos para aliviar el dolor y mejorar la apariencia del pie.
  • Tratamiento de Dedos en Martillo: Corrección de deformidades de los dedos para restaurar su función y apariencia.
  • Fascitis Plantar y Espolón Calcáneo: Alivio del dolor crónico del talón mediante la liberación de la fascia plantar.
  • Uñas Encarnadas y Helomas Interdigitales: Procedimientos menos invasivos para resolver problemas dolorosos de las uñas y la piel entre los dedos.

Proceso Quirúrgico de la Cirugía Mínimamente Invasiva

La cirugía de mínima incisión del pie se realiza bajo anestesia local a nivel del tobillo, con una ligera sedación para asegurar la comodidad del paciente. No se utiliza anestesia general, lo que reduce los riesgos asociados y permite una recuperación más rápida. Los procedimientos se realizan en un entorno ambulatorio, permitiendo que los pacientes salgan caminando el mismo día de la operación, ayudados únicamente por una sandalia de suela rígida y plana.

Evaluación Preoperatoria

Antes de la intervención, se realizan una serie de pruebas diagnósticas para asegurar la idoneidad del paciente. Estas pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre.
  • Electrocardiograma (ECG).
  • Radiografías.

Innovación y Tecnología en la Cirugía de Mínima Incisión

Una de las bases de la cirugía de mínima incisión es que no se utilizan elementos de osteosíntesis como tornillos o agujas en el 95% de los casos. Esto es posible gracias a las técnicas avanzadas de corrección y los vendajes correctivos posteriores.

Diferencias con la Cirugía Láser

Es importante destacar que, aunque a veces se denomina coloquialmente como cirugía láser, la cirugía de mínima incisión no utiliza tecnología láser para la intervención en sí. El láser de alta potencia puede emplearse en el tratamiento de problemas musculoesqueléticos y dermatológicos, pero no en la corrección quirúrgica de deformidades del pie.

Solicita información